La extraña esencia de Dios en nosotros

La extraña esencia de Dios en los que creen en él.   No los que creen que creen y no advierten que están saturados de dudas acerca de lo que dicen creer.  No hablo de los que dicen que creen que existió solamente, sino de los que creen en lo que él dijo que creyeran y las razones por las que dijo que lo hicieran.   Si alguien no está enterado de aquello que Jesús quería que le creyesen, demás está decir que no sabe lo que cree.

Sigue leyendo La extraña esencia de Dios en nosotros

Creen que piensan que no creen

Escribir acerca del evangelio para los que no creen, es muy similar a escribir un libro para que aprendan algo quienes no leen. No hay problema con los que no saben leer, sino aquellos que saben o se cree que saben leer y no acostumbran hacerlo.

Muchas personas han aprendido a leer y apenas leen los rótulos que encuentran en su camino y de todo buscan «el resumen» para no fatigarse leyendo. No es que sean perezosos como algunos piensan, la verdad, en la mayoría de los casos, es que les cuesta mucho trabajo y cuando terminan de leer una frase ya olvidaron la anterior y de esa forma se les hace muy difícil llevar el hilo de la lectura y sienten como si se hundieran en un mar de letras sin sentido. Sigue leyendo Creen que piensan que no creen

Dios no es un espíritu más

Dudar de la existencia de Dios o rechazarle, no es una causa de la condición de espíritu que Dios tiene, sino de la naturaleza humana que haciendo mal uso de su libertad (libre albedrío), pretende eliminar la figura misma de aquel que le dió la libertad con que cuenta para pensar y creer. Hay quienes «creen» que creer es dejar de «pensar», sin advertir que, la verdad, al ser humano le sería muy conveniente pensar para descubrir que le conviene creer.
Sigue leyendo Dios no es un espíritu más

El Cielo y el Infierno ¿Existen?

Dos caminos hay, nos han dicho…

No puedo describir lo que me han enseñado y entiendo como CIELO e INFIERNO, sin estar consciente de la paranoia de algunos que viven aterrados por esas enseñanzas, mientras que otros no dejan de negar y ridiculizar esos conceptos creyéndose en una posición intelectualmente más aceptable que aquellos que han decidido creer en esas «absurdas e improbables» teorías orientadas a atemorizar al ser humano para que no viva «a plenitud» su vida.
Sigue leyendo El Cielo y el Infierno ¿Existen?

Un cristiano no es mejor que un ateo

Nadie es tan malo que merezca ir al infierno y nadie es tan bueno que merezca ir al cielo.

Resulta que Dios, «como creyéndose Dios», decidió establecer ciertas «reglas de juego» para decidir el destino del ser humano después de su muerte terrenal, pero, el solo hecho de haber «impuesto las reglas» le resulta chocante a muchas personas, que se «indignan» porque, según ellos: «QUIEN ES ESE DIOS PARA ESTABLECER TAN CRUEL CASTIGO», «¿ACASO SE CREE UN DIOS?.   
Sigue leyendo Un cristiano no es mejor que un ateo

Teología de la prosperidad – ¿Qué es primero?

Dios quiere bendecirte!, dicen muchos como lema. No, no, no, no, para ellos ya no está de moda predicar el evangelio, la buena noticia de que somos salvos por el sacrificio de Jesucristo. Aquello de buscar primero el reino de Dios y su justicia, parece haber cambiado y mejor buscamos a las personas por aquello que reina en sus vidas y creemos que de esa manera les llevaremos al reino de Dios. Si Dios así les manda, Dios aprobará su trabajo. Sólo pretendo reflexionar con aquellos que deseen utilizar uno de esos estilos para incrementar los miembros de su iglesia.
Sigue leyendo Teología de la prosperidad – ¿Qué es primero?

¿Qué significa ser Cristiano?

Muchas personas consideran ser cristianas y no saben lo que eso significa. No tiene que ver con una religión me dicen por allí, mientras por otro lado debemos reconocer que, es imposible separar la palabra «cristiano» ó «cristianismo» del concepto de religión. Porque una religión es una forma de relación con Dios y el Cristo es la única religión que nos permite la relación con el único Dios verdadero.
Sigue leyendo ¿Qué significa ser Cristiano?

Concepto equivocado de la pasión de Cristo

En la mente de muchas personas está que Cristo sufrió ante el diablo, como si él hubiese pagado el precio para rescatarnos de Satanás. Satanás no era más que otro condenado junto a nosotros, un engañador que por su rebeldía ante Dios fue desechado, derribado de las mansiones celestes y condenado por el justo juicio de Dios.
Sigue leyendo Concepto equivocado de la pasión de Cristo

Identificar una secta del cristianismo

Si deseo identificar, a ciencia cierta, a un tigre entre muchos animales diferentes, me sería de mucha útilidad, si no indispensable, el haber conocido previamente a un tigre, ya sea por haberlo visto en vivo o por haber visto una ilustración hecha por alguien que haya visto a un tigre. De la misma forma, si quiero identificar a Cristo en las diferentes formas de cristianismo que se practican, debo referirme a la «ilustración» que de él escribieron aquellos que le vieron, aquellos que estuvieron dispuestos a entregar su vida para demostrar que no estaban mintiendo. Porque aquellos que no creían los pretendieron silenciar amenazándoles y asesinándoles pero, para que su testimonio llegara a nosotros y nos quedara claro que hablaban la verdad, Dios permitió que les quitásen la vida para que nosotros tuviésemos un testimonio firmado con la sangre de los testigos.
Sigue leyendo Identificar una secta del cristianismo