Nunca sucedió la reforma del cristianismo

El cristianismo o el evangelio de Jesucristo, no ha cambiado, ni su iglesia ha sufrido reforma alguna, sólo se trata de líos de una iglesia que no ha sido ni creo que llegará a ser cristiana algún día.

Martín Lutero sólo pasó a ser cristiano y no logró reformar a la iglesia católica (no cristiana). Las 95 tésis de Lutero muestran que en un momento dado, consideró que el papa y los demás sacerdotes amaban a la iglesia católica más que sus tronos y sus formas de hacer dinero y les propuso que analizaran esos asuntos para que la iglesia católica realmente cumpliera con ser "cristiana" pero,aunque no pudo lograrlo, ni siquiera una "iglesia católica mejorada", por su amor a la verdad conoció a Cristo como su salvador y le mostró al mundo que valía la pena exponerse a la muerte por la verdad como muchos ya lo habían hecho desde los tiempos de Jesucristo y Dios le libró de la mano asesina de la iglesia católica que se levanta contra los cristianos de verdad.
Martín Lutero sólo pasó a ser cristiano y no logró reformar a la iglesia católica (no cristiana). Las 95 tésis de Lutero muestran que en un momento dado, consideró que el papa y los demás sacerdotes amaban a la iglesia católica más que sus tronos y sus formas de hacer dinero y les propuso que analizaran esos asuntos para que la iglesia católica realmente cumpliera con ser "cristiana" pero,aunque no pudo lograrlo, ni siquiera una "iglesia católica mejorada", por su amor a la verdad conoció a Cristo como su salvador y le mostró al mundo que valía la pena exponerse a la muerte por la verdad como muchos ya lo habían hecho desde los tiempos de Jesucristo y Dios le libró de la mano asesina de la iglesia católica que se levanta contra los cristianos de verdad.

Resumiendo: Lutero y varios católicos de su tiempo, desafiando a la iglesia católica que pretendía asesinarlos, se convirtieron en cristianos, en seguidores de Cristo, esos seguidores que siempre han estado allí, son aquellos a los que Jesús les dijo que serían perseguidos y asesinados creyendo que le prestaban un servicio a él (ni falta hace decir quién los perseguía y asesinaba diciendo que le prestaba un servicio a Cristo), luego, lo que por un error histórico se conoce como «reforma de la iglesia», es decir la consecuencia de los señalamientos de Lutero a la iglesia católica, no sucedió como popularmente se cree, que los protestantes eran católicos seguidores de las doctrinas de Lutero, porque no hay tales doctrinas pues Lutero les enseñaba lo que Jesucristo dijo en muchas formas. Entonces, estos protestantes, como se les llamó, no son el producto de una iglesia católica modificada, sino el resultado de oír el mensaje de Jesucristo y muchos que ya eran cristianos perseguidos por el sanguinario catolicismo romano, tuvieron la oportunidad de salir a la luz, porque Dios les dió alguien que alzara la voz en su nombre.

El catolicismo sigue siendo lo que ha sido. En lugar de atender los razonados y acertados cuestionamientos que Lutero les hizo, reaccionaron pretendiendo defender su forma de religión creando una serie de DOGMAS para justificar aquello que evidentemente contradecía la doctrina bíblica. Cuando Lutero les cuestionó las prácticas totalmente contrarias al cristianismo, por las influencias de aquel, se les dificultó callarlo con una de sus diabólicas farsas a las que llamaban juicios o autos de fe, donde engañados por el astuto demonio, creían prestar un servicio a Dios al asesinar a aquellos que no aceptaban sus torcidas doctrinas y de allí lo que se conoce en la historia como «contra-reforma», una reacción para callar la verdad, una excusa para no corregir el torcido rumbo de su «bien intencionada» mala doctrina.

Los católicos que pretendieron que la iglesia católica erradicara sus cuestionables prácticas y tradiciones, terminaron convenciéndose de lo infructuoso de su propósito y mientras procuraban la obediencia de la escritura, terminaron convirtiéndose en cristianos, en otras palabras, separándose de la iglesia católica, no lograron ninguna reforma de la iglesia católica y muchos de ellos fueron asesinados con la crueldad sanguinaria de la iglesia católica (no cristiana).

La iglesia católica, como reacción a los cuestionamientos fundamentados que evidenciaban su conflicto con la palabra de Dios, se limitó a procurar justificación a sus prácticas y tradiciones, la idea fue entonces decir que «Dios se los dijo», de manera que no fuese cuestionable por nadie y por eso el nombre de DOGMAS, «verdades reveladas por Dios» y que, por tener conflicto con lo que Dios inspiró en la Biblia, pues fácil, le restaron autoridad a la Biblia, como quien dice que Dios les dió una versión más moderna de su voluntad, pero eso no engaña a los cristianos verdaderos, los que reconocen como una autoridad incuestionable la palabra de Dios en la Biblia. Pero hay muchos engañados, que no ven a Cristo por esa cortina de humo doctrinal que la iglesia católica ha creado.

Resultó evidente y descarado, después del año 1517 cuando recibieron los cuestionamientos, la proliferación de dogmas para justificar lo cuestionado por Lutero y a esta reacción se le llamó CONTRARREFORMA, así que, los católicos que procuraron reformar a la iglesia católica dejaron de ser católicos y pasaron a ser cristianos, pasaron a ser de ese grupo perseguido al que la iglesia católica llamaba herejes y usando todas sus influencias y artimañas los asesinaba utilizando la más cruda crueldad que sólo pudo ser concebida en el mismo infierno y para mostrar que no era un caso aislado de crueldad, con lujo de cinismo le llamaron SANTO OFICIO.

El cristianismo es el mismo desde Jesucristo, los cristianos no son el producto de una iglesia católica reformada, Dios siempre se guardó un remanente, personas fieles que siempre mantuvieron en su corazón el verdadero cristianismo, es evidente en toda la historia la presencia de aquellos que predicaban el evangelio, aunque la iglesia católica les llamara herejes, la Biblia dice que por sus frutos los conoceremos y todos los que predicaban la palabra de Dios que ponía en evidencia la aberración doctrinal de la tal iglesia, eran, necesariamente, enviados de Dios a los que no se quiso escuchar y como pago se les daba muerte.

No basta con que una iglesia diga llamarse «cristiana» para que lo sea. Para que una iglesia sea realmente cristiana debe conocer lo que Jesucristo predicó, fundamentalmente donde dice que hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres: JESUCRISTO, y que luego se nos hizo llegar por medio de las enseñanzas de sus discípulos. No hay otra forma de salvación que aquella descrita por la escritura sagrada, todo aquello que han inventado, aunque sea con la intención de tener una comunión con Dios, si la Biblia no lo respalda, FALSO ES.

Corta es la vista de aquellos que creen que la iglesia cristiana se origina con Lutero. Porque los hay quienes afirman que la iglesia cristiana tiene como fundador a Lutero, si eso fuera cierto, es necesario mostrar el libro sagrado escrito por Lutero en el que se apoya esa iglesia que él fundó, pero no existe dicho libro, porque Lutero no hizo más que decirle a la iglesia católica, aquella que privaba el acceso a la Biblia para hacer lo que bien le parecía sin obedecer la palabra de Dios escrita en la Biblia, que recapacitaran y procuraran aplicar la Biblia en sus procedimientos religiosos antibíblicos. El valor de Lutero es impresionante, pero no es más que la misericordia de Dios que le alentó para proclamar al mundo que los errores doctrinales del catolicismo son evidentes para sus propios miembros, sin embargo, muchos católicos bien intencionados, creyendo que defienden a Dios, defienden a una religión que deliberadamente abriga prácticas contrarias a los mandamientos de Dios, fácil de identificar para aquel que realmente teme a Dios y procura conocer su voluntad para obedecerla, teniendo dos recursos infalibles para ello: La Biblia y el Espíritu de Dios (lectura y oración es el medio).

Por eso mismo, el nombre oficial de la iglesia católica es «Iglesia Católica Apostólica y Romana«, ni siquiera en el nombre aparece referencia alguna a Cristo, es totalmente evidente en la historia el fruto de intolerancia, crueldad y desatino del catolicismo, pero no es algo que puedan corregir porque no les interesa agradar a Dios sino mantener su estatus, nada más. Si ellos mismos aceptan que las imágenes nada son, por qué no las quitan, en lugar de eso, dicen que las veneran y que no las adoran, olvidando que el mandamiento dice: no te inclinarás a ellas ni las honrarás. Cualquier tipo de respeto ceremonial o incluirlas como parte del culto a Dios, implica honra a la tal imagen, por eso no es raro escuchar «la virgen tal es milagrosa», «el santo tal es milagroso», provocando el celo de Dios que no comparte su gloria con nadie y con nada.

No pretendo hacer entender a alguién, solamente facilito información veráz a aquellos que son confundidos por los ciegos guías de ciegos que pretender mostrar como luz esa oscuridad llamada catolicismo. Se habla para el que entiende, aquel que la gracia de Dios ha alcanzado y lo que necesita es un poco de valor para seguir la verdad en lugar de la mentira, no hay excusa ante Dios. No es posible llegar a decirle a Dios: Lo hice de corazón, cuando la conciencia y la mente le decían a cada rato que a Dios no le agradaba esa forma de religión.

Publicado por

Evangelio

Creo en Jesucristo como único y suficiente salvador.

Deja un comentario