Debo decirles que corran

Corran de las falsas iglesias
Corran de las falsas iglesias

En un video donde cuestionan a algunos predicadores vi unas frases que me llevaron a buscarlas.   Se trata de un sermón predicado un domingo después del atentado del 11 de septiembre de 2011, donde el pastor Carter Conlon, fue inspirado al escuchar la historia que le contó un policía, donde le describió que policías y bomberos corrían hacia el edificio que se derrumbaba diciéndole a la gente “Corran por su vida”, para que se alejaran de aquel peligro, mientras ellos, conscientes del riesgo, pero movidos por su sentido del deber, se dirigían al edificio exponiendo sus vidas, para salvar la de otros.

De la misma manera, los cristianos deben arriesgar su comodidad, sus influencias sociales o su prestigio, recomendando a otros que corran de ciertas iglesias que no los encaminan a Cristo, el indiscutible, único y absoluto salvador de los que le siguen a él.  No respete la propiedad de las ovejas de alguien que no es un pastor, esperando que las ovejas por si mismas adviertan el engaño.  Vaya, expongase y rescate a aquellas ovejas gritándoles que corran por su vida.

Les dejo literalmente lo que encontré acerca de ese precioso mensaje:

—– inicia el mensaje —-

Escúchame como nunca me escuchaste alguna vez en tu vida.

Tenemos que rendir nuestras vidas a los propósitos de Dios, esto no es un picnic de la escuela bíblica dominical, la iglesia de Cristo, esto no es una invitación para tener tiempos buenos continuos.

Esto es una guerra por las almas de los hombres.

Salga del medio de ellos, corre por t u vida, porque esto es sobre tu vida, esto no es algo sobre una teología contraria o puntos de vistas conflictivos en Jesús.

Esto es sobre tu vida.

Mi vida está marcada de por vida con una historia que un policía de la ciudad de Nueva York me contó, de cómo, mientras las personas huían de un edificio en ruinas, había policías y bomberos y otros que están corriendo en dirección al edificio diciendo “corre por tu vida” en su proprio peligro y en algunos casos yo creo que ellos sabían que iban a morir pero había el sentido del deber.

Y yo estoy clamando a Dios: Dios, Oh Jesús, no dejes que mi sentido de deber sea menos por Tu Reino que el que era el de esos amados bomberos y policías por aquellos que estaban pereciendo en una torre cayendo.

Estamos viviendo en una generación en que la verdad esta cayéndose en las calles.

Quiero estar entre aquellos que no están corriendo del conflicto pero si rumbo al conflicto y decir corre por tu vida.

Corre de evangelios que solamente enfocan la fama y la prosperidad. Corre.

Corre de aquellos que usan el nombre de Cristo por ganancias personales.

Corre de aquellos que están picoteando tu bolsillo en el nombre de Jesús. Corre.

Corre de evangelios que solamente enfocan mejoramiento propio. Corre.

Corre de iglesias en donde hombres y no Cristo son glorificados. Corre.

Cuerpo de Cristo corre. ¡Huye! No toques cosas inmundas, corre de iglesias en América y Canadá donde no hay biblia, no hay Cruz, no hay teología, no hay almas buscando la Palabra, no hay arrepentimiento de pecados, no hay mención de la sangre de Jesús. Corre.

Es impuro. Corre.

Corre de iglesias donde estas cómodo en tus pecados. Y si has pecado en tu vida y no estás convicto de eso estas en una mesa de diablos.

Corre de pulpitos que están llenos con hombres políticos mientras usan el pulpito de Dios como una agenda política personal. Corre.

Corre de aquellos que predican divisiones entre razas y culturas. Corre.

Corre. ¡Huye! ¡Apágalo! ¡Aléjate de eso! Ellos no saben nada de Dios. Corre de movimientos espasmódicos impíos y sinfín de profecías vacías.

Amada iglesia, corre por tu vida.

Corre de predicadores que solo se paran contando historias y chistes. Corre como nunca has corrido antes. Corre. Corre. Corre….

 

—- hasta aquí el mensaje —

Vea si usted tiene que correr de la iglesia a la que actualmente asiste.  Seguramente está dotado, por la misericordia de Dios, del discernimiento necesario para advertir cualquiera de las señales que menciona en su mensaje “Corre” el pastor Carter Conlon, así que, corra, corra a Cristo, aunque en el camino sea interceptado mil veces por quienes dicen o aparentan seguir el mismo camino, si advierte que se desvían levemente, corra, aléjese de ellos y siga a Cristo.

Esaú – 2012-Septiembre-09 05:07am

Article written by

Creo en Jesucristo como único y suficiente salvador.

Please comment with your real name using good manners.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.